DIY vestido midi tirantes con forro
Costura,Moda,Patronaje

Tutorial costura DIY: vestido midi de tirantes con forro

 

 

A la hora de decidir que modelos coser, normalmente pienso primero el diseño en líneas generales y después elijo los tejidos, adornos y detalles. En este caso fue totalmente, al contrario: me enamoré del tejido de flores en la tienda de telas, y en base a él decidí el diseño del modelo. Para el forro utilicé un tejido blanco que tenía en casa. Soy un poco complicada para el tema de los estampados, y suelo preferir vestir colores lisos, pero este año estoy encontrando en las tiendas de telas de Madrid muchísimos retales y rollos de tejido con estampados que me encantan. Tengo varios tejidos estampados que me entraron por los ojos y tengo que decidir en base a ellos el diseño.

 

Si queréis otro proyecto de este estilo con forro, podéis aprender a hacer una chaqueta estilo Chanel y una falda a conjunto.

 

MATERIALES

 

 

  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Jaboncillo/tiza
  • Hilo al tono
  • Cremallera invisible (40 cm)
  • Tejido para el exterior (mínimo 1 m)
  • Tejido para forro (mínimo 1,5 m)

 

PATRONES

Para hacer este modelo escogí un tejido muy finito y transparente, por ello necesitaba poner otra capa de tejido debajo y de forro para darle más cuerpo y que no se transparentaran las costuras del forro.

 

  1. Partiendo del patrón base del cuerpo delantero, lo cortamos para darle la forma de escote palabra de honor. Al no llevar mangas, vamos a subirle la posición del pecho 1-2 cm en el costado, sino quedará muy abajo. El siguiente paso es trasladar la pinza del pecho para crear un corte en la línea del pecho. Para ello vaciamos la pinza de entalle del cuerpo, y cortamos el patrón prolongando esta pinza hacia arriba. Al cerrar la pinza del costado, se nos abrirá el patrón en el nuevo corte que hemos hecho. Solo nos quedaría redibujar las dos piezas para que se vean bien las líneas. Para patrones con este tipo de cortes, recomiendo siempre hacer una prueba con otro tejido para probar el patrón antes de cortarlo en la tela definitiva. Según la forma y tamaño de vuestro pecho, seguramente tengáis que modificar un poco la línea para que se vea bonito puesto. Yo tuve que entallarlo un poco más por el corte que va desde el escote al centro del pecho, e inclinar el corte hacia el costado. La pieza del centro del delantero hay que cortarla al lomo, doblando el tejido y colocando el centro del patrón coincidiendo con la doblez para que al cortarlo tengáis la pieza completa.
  2. Con el patrón base del cuerpo trasero nos tocará hacer un proceso similar. Realizamos un corte por donde nos gustaría que llegara el vestido y le subimos también unos centímetros en el costado, para que coincida con la pieza del costado delantero. Prolongamos la pinza de entalle hasta la parte superior del patrón, y la vaciamos.

 

Exceptuando la pieza del delantero centro, de la cual hay que cortar una pieza en tejido y dos en forro, de las otras tres piezas restantes debemos cortar dos piezas en tejido y cuatro en forro. Para la falda del forro, solo necesitamos un patrón base de falda. En mi caso decidí hacerla larga y recta, pero podéis hacer una falda de capa o darle un poco de evasé. Para la falda del tejido exterior igual, podéis darle tanto frunce o vuelo como queráis, o hacer una falda de capa, de tablas…

 

Si decidís hacer los tirantes con el propio tejido exterior o del forro, como hice yo, tendréis que cortar también dos tiras con el largo que necesitéis según vuestras medidas y un ancho que sea el doble del ancho que queráis para vuestro tirante. A todos los patrones tenéis que darles 1 cm de costura (para las faldas, darles un poco más según como queráis hacer el dobladillo).

PASO A PASO

 

Cosemos un set de las piezas para hacer la parte del forro interior. El otro set de piezas de forro lo usaremos junto a la tela exterior para la parte vista del cuerpo. Para que quede bien limpito, tenemos que unir cada pieza del tejido exterior a su pieza de forro. Para ello las sujetaremos bien con alfileres y las uniremos por un pespunte a 0,5 cm por el borde de la pieza. En este paso necesitáis ir lado por lado, con cuidado, para estirar bien el tejido exterior y que no os queden bolsas al tenerlo unido. Lo planchamos bien para que quede estirado. De esta manera al unirlo al forro, el margen de costura de ambos tejidos queda escondido en el interior.

 

 

Unimos colocando derecho con derecho todas las piezas del cuerpo, dejando sin coser el centro de la espalda donde irá la cremallera. Planchamos bien para dar la forma del pecho en el costadillo.

 

 

Cerramos las pinzas del delantero y trasero de la falda, y unimos el delantero a las dos piezas traseras por los costados. Dejamos abierto el centro de la espalda.

 

 

Para la falda del tejido exterior, fruncimos la parte de arriba hasta que coincida la medida con nuestra medida de cintura. No la cerramos aún por la espalda y le hacemos un dobladillo en el bajo.

 

 

Unimos la falda del tejido exterior a la falda del forro, y cosemos ambas al cuerpo. Hacemos coincidir las costuras de los costados de falda del forro y cuerpo.

 

 

Cosemos la cremallera invisible desde el margen superior del cuerpo hasta donde acabe en la falda. Podéis usar el pie especial para coser este tipo de cremalleras que os ayude a abrir bien los dientes.

 

 

Cerramos la falda del tejido exterior a partir de la cremallera. En mi caso, como la tela exterior transparentaba, cerré la falda del forro con la costura hacia el interior, para que no se viera. El interior rematado se vería así: los márgenes de costuras del forro, y el tejido exterior hacia fuera.

 

 

Mi falda de tejido exterior tenía poco vuelo, y como hice la falda recta y bastante larga, para andar era un poco incómoda, así que decidí hacerle una abertura de 25 cm en el bajo de la costura del cierre en la espalda. Para ello, tenemos que cortar el largo de la falda de forro y dejarlo 2-3 cm más corto que el tejido exterior. Hacemos un dobladillo en el bajo y en el centro espalda (pasamos un zigzag y le hacemos dobladillo al margen de costura de 1cm que había dejado para unir ambos lados). En esa misma costura en el tejido exterior, marcamos un dobladillo con la plancha.

 

 

Taparemos con el dobladillo del tejido exterior el dobladillo del forro, para que quede unidos en la abertura y se vea limpio. Podéis hacerlo a máquina, pero en mi caso como mi tejido de forro era gordito y el del exterior muy muy fino, al hacerlo a máquina me quedaba la costura muy retenida porque no conseguía atinar con la tensión de la máquina. Acabé haciéndolo a mano para que no se notara.

 

 

Ahora nos toca unir lo que llevamos de vestido al forro del cuerpo. Tenemos que unirlo al vestido por el escote, colocando derecho con derecho. Coseremos también la parte del centro de la espalda del forro a la cremallera, para que al darle la vuelta del derecho solo nos quede cerrar el bajo. En este post podéis ver en más detalle como unirlo a la cremallera de forma correcta. En este paso tenemos que poner los tirantes también. En un principio quise hacerlos con el propio tejido exterior y el del forro, pero no me gustaba como quedaban. Finalmente, cogí una tira de 6 cm ancho, la cosí a lo largo y le di la vuelta, haciendo así un tirante de 3 cm de ancho. Podéis usar también un cordón, o lo que os guste para el diseño o tejido que hayáis escogido. Colocamos los tirantes con el largo y en la posición que queremos, de forma que al darle la vuelta a la prenda tengamos el extremo del tirante sin rematar hacia el interior. Antes de darle la vuelta, damos un pespunte en el lado del forro, pillando los dos márgenes de costura, para ayudar a plancharlo luego y que quede bien asentado.

 

 

Para cerrar el forro por la cintura, vamos estirando con cuidado y sujetando con alfileres vigilando que nos quede planito. Podéis cerrarlo a mano o a mano o a máquina. Yo lo hice a mano para que no se vieran puntadas en el exterior.

 

 

Si repitiera el modelo, me gustaría darle más vuelo a la falda, pero no pude porque tenía muy pocos metros de tejido. El tejido lo compré ya cortado porque estaba en rebajas al ser lo último que quedaba del rollo de tejido, así que me tuve que apañar con lo que tenía. El tejido del forro es gordito pero a la vez es bastante elástico así que es muy cómodo y no da mucho calor. Con este patrón se pueden hacer muchas variantes: en vez de falda, hacer un mono, o una vestido más largo o corto, o usar solamente el patrón del cuerpo para hacer un crop top.

 

 

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

 

También puede gustarte...