Las mejores herramientas de patronaje y costura
Moda

Las mejores herramientas de patronaje y costura

 

A la hora de dibujar patrones y coser, hay muchísimas herramientas diferentes con uso específicos. Durante los más de 10 años que llevo cosiendo y haciendo patrones, he probado muchas de ellas y podido evaluar si me resultan útiles o no. En este post os he recopilado todas las herramientas u objetos que considero imprescindibles. En muchos de los productos hay un enlace con la descripción del producto, si hacéis clic en él, os llevará a Amazon.es para comprarlo.

 

Los enlaces que comparto en este post son enlaces de afiliados. En calidad de Afiliado de Amazon, obtengo ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Esto significa que, si hacéis clic en el enlace y compráis el producto, recibiré una comisión de afiliado, sin ningún coste extra para vosotros. Todas mis opiniones respecto a estos productos son personales. ¡Gracias por vuestro apoyo!

 

 

  • Libros: esta categoría daría para un post aparte, ya que hay muchos manuales de patronaje y costura con buenas explicaciones. Yo no he utilizado ningún libro en particular para mejorar mis habilidades, sino que he consultado muchos para extraer la información que buscaba. Si os manejáis con el inglés, en este idioma podéis encontrar muchos más libros y que traten temas más variados. Sólo os voy a recomendar tres de la empresa Fashionary, están en inglés. Me parecen unos buenos tanto para gente que se inicia en el mundillo, así como libros de consulta que recoge los conceptos más importantes.

 

    • Fashionpedia: este libro creo que es el más completo de los tres. Es un diccionario con muchas ilustraciones que cubre desde historia de la moda, tipos de prendas, accesorios y joyería, información sobre etiquetado, así como aspectos más técnicos de la industria de la moda como el desarrollo de producto, tipos de puntadas a máquina y acabados…Cómpralo aquí.
    • Textilpedia: este diccionario recopila información sobre diferentes tipos de tejidos, materiales, y acabados de prendas. Tiene datos sobre peso, textura, caída, transpirabilidad…Cómpralo aquí.
    • The Fashion Business Manual: este libro está más enfocado a cómo crear una empresa de moda desde cero. Toca todos los palos, desde branding, desarrollo de productos, venta al por mayor, venta al por menor, marketing… Cómpralo aquí.

 

  • Cuaderno para plantear los diseños: esto es algo personal, pero es recomendable tener un cuaderno, o algún lugar donde poder prepararnos bien antes de diseñar. En este cuaderno podemos pegar fotos de inspiración, hacer bocetos de nuestros diseños, dibujar con detalle las distintas piezas o partes de las prendas, y hacer listas de los materiales que necesitaremos. Cómpralo aquí.
  • Archivadores o carpetas para guardar los patrones: cuando empiezas a tener un número considerable de patrones, es importante tenerlos bien ordenados. A mi me ayuda mucho guardarlos en carpetas individuales. Cómpralo aquí.

 

  • Cinta métrica: hay muchos tipos de cintas métricas, pero lo más importante es que tenga marcados los milímetros, ya que en costura y patronaje necesitamos ser muy precisos. Cada cierto tiempo hay que revisarlas porque algunas cintas se dan de sí o se deforman. Cómpralo aquí.

 

  • Papel de patronaje: hay muchos tipos, pero los tres más usados son los siguientes:

 

    • Translúcido: muy útil sobre todo para calcar otros patrones. Cómpralo aquí.
    • Marrón (papel kraft): este es el que utilizo yo. Me gusta porque es bastante resistente. Lo compro en rollos de mucho metraje para poder trazar patrones grandes sin problema. Cómpralo aquí.
    • Blanco: en este papel al ser blanco, los trazos se ven mejor, pero tiene menos gramaje que el papel kraft. Cómpralo aquí.

 

  • Reglas: como con el papel, hay muchos modelos de regla. Yo personalmente sólo utilizo una, que me sirve para trazar tanto líneas rectas cómo líneas curvas para sisas, escotes…Puede que necesitéis o queráis usar más de una según vuestras necesidades:

 

    • Regla recta larga: según el tipo de patrón que vayamos a trazar, puede que necesitamos hacer líneas de hasta un metro. Para no tener que usar una regla más corta, y moverla varias veces, es muy útil tener una regla muy larga para dibujar estas líneas de un solo trazo. Cómpralo aquí.
    • Regla de quilting o patchwork: son muy anchas, tienen una cuadrícula graduada y son transparentes. Son muy útiles sobre todo para añadir márgenes de costura a los patrones, o realizar trazos o modificaciones, alienando las líneas de la cuadrícula con líneas ya existentes en el patrón. Cómpralo aquí.
    • Regla flexible para curvas: esta regla tiene la particularidad de que no es rígida, y se puede doblar. Es muy útil a la hora de medir curvas como sisas, escotes, bajos de faldas de capa… Cómpralo aquí.
    • Sisómetro: esta regla tiene forma de gota de agua, y sirve para dibujar el contorno de sisa delantera y de espalda. La podéis usar para dibujar todo tipo de curvas. Cómpralo aquí.
    • Curva de cadera: esta regla está diseñada específicamente para trazar la forma de la curva en la cadera.
    • Curva francesa: esta regla, como el sisómetro y la curva de cadera, sirve para dibujar trazos curvos. Cómpralo aquí.
    • Cartabón de patronaje: esta es la regla que más utilizo de todas, con ella me apaño bastante bien tanto para trazar rectas, como curvas. Tiene forma de un triángulo rectángulo. Con el ángulo recto puedes trazar líneas perpendiculares, el hueco del interior sirve de sisómetro, y la curva de la hipotenusa (el lado de mayor longitud) sirve para hacer trazos curvos también. Cómpralo aquí.
    • Regla martillo para cuellos: esta regla tiene la forma pensada para dibujar los escotes delantero y de espalda.
    • Regla de patronaje universal / patternmaster: esta regla tiene uno de los lados cortos y largos rectos, formando un ángulo recto, y el resto de la regla tiene una forma curva. Cómpralo aquí.
    • Escalímetro: esta regla especial tiene forma triangular. Cada uno de los tres bordes tiene una escala de medida diferente. Esta herramienta es útil sobre todo si queréis hacer patrones a escala. Podéis medir el patrón con uno de bordes, en la escala que os interese, y solo con girar el escalímetro, obtendréis la medida equivalente en otras unidades. Cómpralo aquí.
    • Puntímetro: esta pequeña regla ayuda a medir y calcular bien los márgenes de costura, o los dobladillos o bajos de prendas. Es mejor que sean metálicos, así los podéis usar mientras plancháis y no se estropearán. Cómpralo aquí.

 

  • Portaminas: personalmente, creo que es mejor que el lápiz, porque la mina del portaminas siempre tiene el mismo grosor de manera uniforme, cosa que no pasa con el lápiz. Cómpralo aquí.
  • Rotuladores de colores: útiles para hacer anotaciones, o si necesitas dibujar distintas líneas, para distinguirlas y no confundirte. Cómpralo aquí.

 

  • Cinta adhesiva translúcida: este tipo de celo se despega mucho mejor que el transparente (que si lo intentáis quitar con alta probabilidad rasgaréis el papel). También podéis escribir encima de él para hacer anotaciones. Cómpralo aquí.
  • Cinta de carrocero: al igual que la cinta adhesiva translúcida, se despega muy bien y se puede hacer anotaciones encima. Cómpralo aquí.

 

  • Punzón: para hacer agujeros en los patrones, cómo marcar el vértice de una pinza, indicar la posición de bolsillos u otras piezas…Cómpralo aquí.
  • Piquetero: esta herramienta se utiliza para hacer muescas en los patrones para señalar los piquetes. Cómpralo aquí.

 

  • Pesas: para sujetar los patrones al colocarlos sobre el tejido, y que este no se mueva al cortarlo. Cómpralo aquí.
  • Ruleta de trazado: se emplea junto con el papel de calco para marcar líneas sobre los tejidos. Al pasar la ruleta de trazado sobre la línea del patrón, con el papel de calco entre medidas, se crea una línea punteada de color sobre el tejido. Cómpralo aquí.
  • Papel de calco: este es un papel encerado, que está disponible en muchos colores, y se coloca entre el patrón a calcar y el tejido. Al pasar la ruleta de trazado por el patrón, la presión de la ruleta crea unas marcas en el papel de calco, que se transfieren al tejido. Al retirar el papel de calco, en el tejido tenemos líneas punteadas marcadas. Cómpralo aquí.

 

  • Tijeras: necesitaréis tijeras diferentes en función del material que queráis cortar (no podéis usar la misma tijera para cortar tejido y cortar papel):
    • Tijeras para papel
    • Tijeras para tela: es importante que las mantengamos afiladas, para que los cortes en el tejido sean limpios. Cómpralo aquí.
    • Tijeras de zigzag: las usamos para cortar tejido, y ayudar a que los bordes no se deshilachen. Cómpralo aquí.
  • Cúter rotatorio y alfombrilla de corte: cómo alternativa a las tijeras, también tenemos la opción del cúter rotatorio. Este cúter se asemeja a un corta pizzas, teniendo un mango y una cuchilla rotatoria, de tal manera que, al deslizarla sobre el tejido, lo corta. Necesitáis colocar el tejido sobre una alfombrilla de corte para proteger la superficie de la mesa del cúter. La ventaja del cúter con respecto a la tijera es que el tejido queda siempre plano sobre la superficie de corte (no como con la tijera, que siempre se levanta un poco). Cómpralo aquí.

 

  • Alfileres planos: hay muchos tipos distintos de alfileres, según el tejido o uso que se le quiera dar, pero yo utilizo solo alfileres de este tipo. Me gustan porque la parte metálica no deja marcas en la tela (muchos alfileres dejan “agujeros” en el tejido), y son los mejores para coser a máquina. Cómpralo aquí.
  • Alfiletero magnético: parece una cajita con forma ovalada, que en su interior tiene un imán. Este imán tiene la suficiente fuerza como para mantener muchísimos alfileres adheridos. Se pueden coger los alfileres de forma muy rápida, y para recogerlos, es muy cómodo y rápido también (mejor que andar clavando los alfileres uno por uno en el cojín). Cómpralo aquí.
  • Alfiletero de muñeca: me gusta tener un pequeño alfiletero aparte para tener las agujas pinchadas, ya que, si las pongo en el magnético junto con los alfileres, es fácil que se me pierdan entre los alfileres. Los alfileres son fáciles de coger gracias a la cabeza de plástico, pero las agujas no. Cómpralo aquí.
  • Clips costura: para algunos tejidos como cuero o piel, donde si usamos alfileres dejaríamos un agujero permanente, es mejor usar pinzas. También cuando queremos coser muchas capas de tejido, o tejidos muy gruesos, y al usar los alfileres, la tela no queda plana. Cómpralo aquí.

 

  • Lápiz Chaco Liner Clover: para mi, esta herramienta es imprescindible. Este lápiz tiene un recipiente con tiza en polvo en un extremo, y unos dientes en el otro. El funcionamiento es similar a la combinación de la ruleta de calcar y el papel de calco. Al arrastrar el lápiz por el tejido, los dientes se mueven como la ruleta de calcar, haciendo que se desprenda tiza sobre el tejido. Acabaréis con un trazo de tiza en el tejido. Cuando se os acaba la tiza en polvo del depósito, sólo tenéis que comprar un cartucho nuevo en el mismo color. Por experiencia, os aseguro que la tiza dura bastante tiempo. Yo tengo un lápiz azul y otro blanco, que compré hace años, y todavía no he gastado los cartuchos. Cómpra el lápiz aquí y los recambios de tiza aquí.
  • Jaboncillo de sastre: también podéis usar para marcar tela la tiza de sastre, que es la herramienta más tradicional. Cómpralo aquí.
  • Lápiz tiza de sastre: como el jaboncillo de sastre, pero en versión lápiz. Cómpralo aquí.

 

  • Descosedor / abreojales: esta herramienta muchas veces viene incluida con las máquinas de coser. Su uso principal es rasgar la tela para abrir los ojales, pero mucha gente la usa también para descoser costuras. Cómpralo aquí.
  • Cortahilos: sirve para cortar hilos de manera rápida, sin tener que coger la tijera e introducir los dedos por los orificios. Cómpralo aquí.

 

  • Fabricante de cinta de bies: estas herramientas se utilizan para crear cintas de bies desde cero, a partir de tiras de tejido. Suelen incluir cuatro tamaños, para crear bies de 6, 12, 18 y 25 mm de ancho. Por el lado ancho introduces la tira de tejido cortada al bies, y la sacas por el lado estrecho. Al salir por el lado estrecho, los bordes de la tira se doblan hacia el centro, como las tiras de bies que compramos ya hechas. Mientras sacamos la tira de la herramienta, tenemos que ir planchándolo, para que se quede bien marcada la doblez. Cómpralo aquí.

 

  • Prensatelas: el mundo de los prensatelas abarca muchos tipos de ellos, y muchas veces la máquina de coser que tengáis va a condicionar los prensatelas que podáis comprar.

 

    • Cremallera invisible: el prensatelas de cremallera invisible es uno de los más universales, y para mi, uno de los más imprescindibles. Este prensatelas tiene dos muescas paralelas, por las que colocamos la línea de dientes de la cremallera. El prensatelas ayuda a levantar los dientes, facilitando que hagamos la costura a máquina en el surco al lado de los dientes. De esta manera, podemos coser los dientes lo más cerca posible al tejido, y cuando la cremallera esté cerrada, quedará bien escondida a la vista. Este prensatelas suele venir incluido en muchos kits que contienen otros prensatelas. Aunque no tengáis interés en todos los prensatelas que vienen incluidos, por el precio sale mucho más rentable comprar el kit, que no los prensatelas por separado. Cómpralo aquí.
    • Doble arrastre: otro imprescindible para mí. Muchos tejidos, ya sea porque son muy gruesos o finos, o tienen elasticidad, presentan dificultades a la hora de coser a máquina. Este prensatelas tiene un mecanismo que facilita el movimiento del tejido a la hora de coserlo en la máquina. Yo lo utilizo también cuando tengo que hacer costuras en zigzag. Cómpralo aquí.

 

  • Caja de canillas: en las máquinas de coser siempre vienen 5 canillas de plástico vacías. Cuando coséis con frecuencia, y usáis hilos de muchos colores, se hace muy molesto tener que cambiar los hilos entre esas 5 canillas. Para ello, la solución más cómoda es tener una caja con muchas canillas diferentes. De esta manera, cada vez que queréis usar un nuevo color de hilo, rellenáis una canilla nueva, y la podéis guardar con ese mismo hilo tal cual. La forma y tamaño de las canillas es universal para la mayoría de las máquinas de coser. Aún así, antes de comprar una caja, comparar las medidas de las canillas con las de vuestra máquina de coser. Cómpralo aquí.

 

Todas estas son las herramientas y productos que uso en mi día a día y me ayudan a ser más productiva y mejorar la calidad de mi trabajo. Si sentís que echáis alguna herramienta en falta o queréis que hable de alguna en particular, ¡podéis decírmelo en los comentarios, mandarme un correo o escribirme por mis redes sociales!

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...