DIY: vestido cruzado con volantes
Costura,Moda,Patronaje

Tutorial costura DIY: vestido cruzado con volantes

 

Los vestidos y prendas cruzadas sientan muy bien a todo tipo de cuerpos. Al ir atados, puedes llevarlos más sueltos o menos ceñidos. En función del tejido que elijas, puedes llevarlos tanto en verano como en invierno. En mi caso como tengo poco pecho y mucha cadera, decidí añadirle volantes en el escote y bajo de la falda para compensar.

 

Si queréis opciones de vestidos mini con otro diseño, podéis hacer uno de manga corta, otro de lino fruncido, y otro de tirantes con estampado vichy.

 

MATERIALES

 

 

  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Jaboncillo/tiza
  • Hilo al tono
  • 2 m de tejido fino
  • Entretela

 

PATRONES

 

  1. Para sacar el patrón del cuerpo delantero, necesitamos el patrón completo. Vamos a trazar un corte desde donde empieza el escote en el hombro hasta casi el otro costado del patrón. Mantenemos la pinza de pecho y entalle en el lado que no cortamos. La pinza de entalle del lado cortado desaparece, pero para que el cuerpo del vestido asiente bien vamos a tener que hacer una pinza en otro lado del patrón. Para saber cuanto tejido tenéis que quitar con la pinza, os recomiendo coser el cuerpo con las mangas, probarlo, y ver como os asienta. En mi caso, como no tengo mucho pecho, tuve que quitar bastante. Si tenéis más pecho, no os sobrará tanto tejido como a mí.
  2. De este patrón del cuerpo delantero, vamos a sacar una vista de unos 4-5 cm de ancho, para rematar el escote bien.
  3. En el caso del patrón del cuerpo espalda, solo tenemos que igualar el ancho de hombro con el del patrón delantero.
  4. Sacamos también del patrón de la espalda del cuerpo el patrón de la vista del escote de la espalda.
  5. Recortamos el patrón de la manga para hacerla más corta y estrecharla.

 

  1. Para sacar el patrón delantero de la falda, sacamos los dos lados del patrón, y eliminamos las pinzas de entalle. Quitamos esos centímetros de los costados, suavizando la forma. Decidimos de que largo vamos a querer los volantes, y le quitamos esos mismos centímetros al largo de la falda. Cortamos el patrón haciendo una curva. La medida que dejemos de cintura en este patrón tiene que coincidir con la medida de cintura del cuerpo delantero (con pinza de entalle cerrada).
  2. En el patrón trasero de la falda, eliminamos también las pinzas de entalle, disminuyendo del costado. Recortamos de largo los mismos centímetros que en el delantero.
  3. Este modelo lleva volantes de capa. El primer paso para cortarlos es dibujar un círculo. El perímetro/circunferencia de este círculo tiene que tener la medida en nuestro caso, de:

 

  1. El recorrido total de cintura del patrón del cuerpo (los dos delanteros y la espalda).
  2. El recorrido total del bajo del patrón de la falda (los dos delanteros y el trasero).

 

Teniendo esta medida, que es perímetro, y usando la fórmula  , podemos sacar el radio que tiene que tener este primer círculo. Después, partiendo del borde este círculo, trazamos otra circunferencia más grande. El radio de esta nueva circunferencia es el radio de la anterior + el largo del volante. Nuestro patrón para el volante se asemeja ahora a un anillo. Para que quede más bonito, en el punto donde comienza y acaba el volante, vamos a suavizar la forma. El principio y fin del volante, tanto en el cuerpo como en la falda, queda justo en el corte de la cintura, donde se encuentran los volantes de las dos partes. Para que no quede mucho bulto de tejido, hacemos una transición en el patrón.

 

Al hacer así los volantes, tendréis más volumen de tejido sin ningún tipo de frunce. A mí aún así me parecía que necesitaba más tejido, así que corté otros dos volantes para falda y escote, y los cosí juntos para dar más recorrido de volante. Así mis volantes de capa irían fruncidos.

 

 

PASO A PASO

 

El primer paso es cerrar las pinzas de pecho y de entalle del delantero y espalda del cuerpo, y unir delanteros a espalda por hombros y costados.

 

 

En la falda haremos lo mismo, coseremos los dos delanteros al trasero por los costados.  Cerramos las mangas, y las unimos al cuerpo. Cosemos el bajo del cuerpo con el margen superior de la falda.

 

 

Vamos a hacer el dobladillo de los volantes. Al ser una curva, hay partes del volante que están cortadas al bies y se van a deformar con más facilidad. Tenemos que tener cuidado y paciencia para que quede un dobladillo liso, sin dobleces o formas feas. Para ayudarnos a hacerlo bien, primero pasamos una puntada a 0,5 cm del margen del borde, para ayudar a retener el tejido y que no se deforme al manipularlo. Hacemos un primer dobladillo, lo sujetamos con alfileres, y doblamos otra vez. Si intentamos hacer el dobladillo finito, también va a ser más fácil coserlo. Por el margen superior del volante vamos a pasar dos pespuntes con la puntada larga y la tensión del hilo flojo, para ayudarnos a fruncir los volantes.

 

 

Sujetamos el volante al escote con alfileres, enfrentando derecho del cuerpo con revés del volante. Lo colocamos de esta manera para coserlo porque después añadiremos una vista, que ocultará el margen de costura del escote y del volante.

 

 

La falda no va a llevar vista, así que para coser el volante enfrentamos derecho de la falda con derecho del volante.

 

 

Para la vista del escote, tenemos que entretelar cada una de las tres piezas, y después coserlas juntas.

 

 

Para unir la vista al escote, vamos a enfrentar el derecho de la vista al derecho de la prenda.

 

 

Para ayudarnos a darle la vuelta y que quede bien asentada en el interior del escote, vamos a dar una costura uniendo la vista a los márgenes de costura de la vista, escote y volante. De esta manera, la costura tira de la vista y ayuda a que permanezca en el interior del escote.

 

 

Para cerrar el vestido vamos a añadir dos tiras del mismo tejido. Tenemos que hacer uno más largo que el otro, para que nos dé media vuelta a la cintura. Para ello, hacemos dos tubos, enfrentando derecho del tejido con derecho y pasando una costura a 1 cm de la doblez. Recortamos mucho el margen de costura y lo sobrehilamos por si acaso.

 

 

Para volver los tubos del derecho, hay muchas técnicas, yo uso esta herramienta, que tiene una anilla en un extremo y un gancho en el otro.

 

 

Vamos a meter el tubo de tela por el palito, y con el gancho del extremos cogemos uno de los extremos de tubo.

 

 

Sujetándolo bien para que no se escape, vamos a ir dando la vuelta al tubo, deslizándolo por el palo.

 

 

Vamos a coser cada uno de los lazos justo encima de la costura de la cintura, en los delanteros de la prenda.

 

 

Para poder sacar el cordón largo y que nos dé la vuelta a la cintura para atarlo al corto en el delantero, necesitamos un agujero en la prenda. Aprovechando la costura del costado del cuerpo, vamos a hacer un ojal para sacar por ahí el cordón.

 

 

 

Por último, sujetamos bien el extremos inferior de la vista del escote a la costura de la cintura, y así nos ayuda a tapar el extremo del cordón y que quede limpio. Nos probamos el vestido y decidimos de que largo queremos la manga antes de cortarla o hacerle el dobladillo.

 

 

Me encanta como ha quedado el vestido, pero si lo repitiera lo haría con manga larga, manga corta, o incluso sin mangas. Creo que el largo de manga que le he dado le da un toque diferente, pero es un poco incómodo para el día a día. Me alegro de haber metido tejido extra a los volantes para que fruncieran. Creo que si hubiera dejado el volante tal cual sin frunce me hubiera quedado un poco pobre y sin gracia.

 

 

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...