Vida nocturna en Shinjuku, Tokio, Japón
Asia,Viajes

Guía de viaje: Tokio pt.1 – Shinjuku

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Visitar Japón ha sido mi sueño desde los 14 años. No sé explicar bien por qué, pero siempre me he sentido atraída por el país y tenía claro que en cuanto trabajara y pudiera ahorrar dinero iría de cabeza. Japón es de todos los países que he visitado el más seguro. Siempre hay actividad en la calle, y da igual que sean altas horas de la noche o que seas una mujer y vayas sola por la calle. En ningún momento sentí inseguridad ni miedo porque me pudiera pasar nada malo. Me alegro mucho de haberme atrevido a viajar sola durante dos semanas allí y ver por fin con mis propios ojos y experimentar todo aquello que llevaba años viendo solo en fotos.

 

No quería ir en verano porque hace mucha humedad ni en invierno porque hace mucho frío. Tenía días de vacaciones y no quería esperar a primavera así que decidí ir en otoño para ver el típico paisaje otoñal con las hojas rojas. Estuve 17 días en el mes de noviembre.

 

Para viajar allí, si tenéis pasaporte español, podéis estar hasta tres meses sin visado. El vuelo lo cogí en junio, con bastante antelación para que me saliera más barato. Volé con Air China haciendo escala en Beijing, para aterrizar en el aeropuerto de Haneda. Tenía claro que quería pasar una semana en Tokio, porque había muchas cosas que quería hacer y ver allí, y repartirme el resto de los días entre las otras ciudades. No tenía muy claro si era mejor opción dejarme Tokio para el principio o para el final. Creo que me había creado unas expectativas de que Tokio iba a ser lo que más me iba a gustar y me daba miedo que si lo veía al principio, el resto del viaje me supiera a poco, o que, si lo dejara para el final, estuviera todos los días anteriores pensando en ello. Así que decidí repartir los días en Tokio. Mi itinerario final fue Tokio (5 noches) – Osaka (3 noches, con visitas de un día a Nara, y otro día a Hiroshima y Miyajima) – Kioto (3 noches) – Tokio (3 noches).

 

  • Cómo moverse por el país: Cómo tenía pensado visitar no solo Tokio, sino Kioto, Osaka, Nara e Hiroshima, no dudé en cogerme el Japan Rail Pass. Este es un pase especial solo para extranjeros que permite utilizar los trenes de la línea Yamanote y la gran mayoría de los trenes bala. Si vais a Japón varios días y queréis visitar ciudades muy alejadas entre sí, es vuestra mejor opción. Podréis montar en todos los trenes que queráis y el precio compensa muchísimo. No se puede comprar en Japón, hay que comprarlo online o en algún punto físico de vuestro país de residencia. Para empezar a usarlo antes tenéis que canjearlo, mostrando vuestro pasaporte, y os anotarán la fecha de comienzo y de finalización. Para entrar a los trenes, basta con enseñar el pase a los encargados de las puertas, no tenéis que pasar por ningún torno.

 

  • Idioma: en Tokio creo que es fácil desenvolverte aún sin hablar japonés. Es cierto que no mucha gente habla inglés, pero es un país muy preparado para el turismo y en las zonas más visitadas todos los carteles están en inglés.

 

  • Moneda: es el yen. Yo llevé un poco de dinero cambiado desde España, y luego lo que hacía era ir sacando poco a poco en cajeros automáticos. Hay de estos en todos los conbini o mini supermercados.

 

  • Internet: Decidí alquilar un modem WiFi portátil para tener internet las 24 horas. Mucha gente compra una tarjeta SIM, pero en mi caso no necesitaba hacer llamadas, y las tarjetas SIM tienen una cuota de megas de internet. Creo que es mucho más cómodo tener WiFi ilimitado tanto para conectar mi móvil como portátil. Yo lo alquilé con la empresa Japan Wireless. Cuesta unos 4,5€ al día y el pack incluye el modem y una batería externa para cargarlo y que no se quede sin batería. Podéis recogerlo en el aeropuerto o pedir que os lo manden el hotel, y para devolverlo solo tenéis que introducirlo en un sobre que viene en el pack, ya preparado para mandarlo por correo. Yo lo eché en un buzón en el aeropuerto de Haneda cuando iba a coger el vuelo de vuelta a Madrid. Creo que coger el modem fue una de las decisiones más acertadas del viaje. Estando dos semanas sola en un país extranjero donde no hablan mi idioma, tener siempre internet en el móvil me dio mucha seguridad. El hecho de poder buscar cualquier información relativa al viaje al instante, o escribirme con familia y amigos, me hizo estar mucho más tranquila y me ayudó a disfrutar del viaje al no sentirme tan desconectada.
  • Enchufes: los enchufes de Japón son muy diferentes, así que necesitaréis adaptador.

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

DONDE ALOJARSE

 

Al ser mi primer viaje en solitario durante tantos días y además a un país extranjero en otro continente, quise ir a lo seguro y elegí habitaciones individuales en hostales. Los baños eran compartidos, pero la limpieza la llevan a rajatabla así que no hubo ningún problema. Las habitaciones tenían lo básico y eran todas muy cómodas. Tampoco tenía muy claro en que zona de Tokio alojarme. No me importaba pagar un poco más de dinero para con ello estar cerca de alguna parada de la línea Yamanote y ahorrar tiempo. Como iba a estar dos veces en Tokio, decidí coger alojamiento diferentes las dos veces para conocer más zonas de la ciudad.

 

Los primeros días me alojé en Tama Ryokan, en el barrio de Takadanobaba, en Shinjuku. Es un ryokan, un alojamiento tradicional japonés pequeño, a 3 minutos andando de la línea Yamanote. Todo el suelo era de tatami y el baño era de estilo ofuro, con una ducha y una bañera grande. En este tipo de baños tradicionales, primero te duchas con jabón y después de aclararte bien, te sumerges en la bañera llena de agua caliente. Estas bañeras son muy profundas, pensadas para que a una persona adulta sentada en su interior le llegue el agua hasta el cuello si se llena la bañera. Este alojamiento es muy tranquilo y la habitación muy espaciosa y volvería a ir sin duda. A pesar de la calma que hay dentro, en dos pasos estás en la calle principal con muchos restaurantes y tiendas.

 

Cuando volví a Tokio para los últimos días antes de regresar a Madrid, elegí Juyoh Hotel. Se encuentra situado en área de Taito, muy cerca de la Tokyo Skytree. A 11 minutos andando está la estación de Minami Senju, por donde pasa la línea JR Joban. Aquí tenía una habitación individual con una litera y mucho espacio para dejar mi maleta.

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

COMO MOVERSE

 

Para moveros desde el aeropuerto a vuestro alojamiento, hay muchas opciones. Todo depende de si aterrizáis en Narita o en Haneda. En mi caso, cogí el Tokio Monorail, que va desde Haneda hasta la estación de Hanamatsucho, de la línea Yamanote, y de ahí me monté en la línea Yamanote hacia Takadanobaba.

 

Todos los rincones de Tokio están muy bien conectados por metro. En la ciudad hay dos redes distintas que están operadas por dos empresas independientes una de la otra: Toei y Tokyo Metro. Los billetes de una red no valen para otra. Para pagar los viajes tenéis que usar la tarjeta Suica o Pasmo, que son tarjetas monedero que podéis recargar. No sirven solo para el transporte sino también para pagar en máquinas expendedoras, tiendas y restaurantes.

 

Aparte del metro, en Tokio opera también la famosa línea Yamanote. Es una línea de tren circular elevado de la empresa Japan Rail. Tiene estaciones en casi todos los puntos más importantes de Tokio, es muy rápida y de más fácil acceso que el metro. En mi caso, como tenía el Japan Rail Pass, con el cual puedes montar en la línea Yamanote, solo cogí algún metro puntual si tenía que ir a puntos más alejados. Ante la duda, para confirmar en que líneas podéis usar el pase, buscad en las estaciones los carteles que indiquen “JR”.

 

Es cierto que de primeras parece muy complicado, pero luego no lo es. Para simplificar las cosas: si tenéis el JR Pass, usad la línea Yamanote u otra de las líneas JR para moveros (quitando si queréis ir a otra zona tengáis que coger un metro). Google Maps funciona muy bien y es muy exacto para darte las indicaciones sobre que transporte coger, y en todas las estaciones hay muchísimo carteles en japonés, chino, coreano e inglés e indican muy bien donde ir. También tienen planos muy detallados de las líneas, y sino siempre podéis preguntar a la gente que trabaja en la estación. Aunque no sepáis japonés, son muy amables y harán todo lo posible por ayudaros.

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

QUE VER Y HACER

 

Voy a dividir la guía de Tokio en varias entradas, en esta primera parte os hablaré sobre qué ver y hacer en la zona más cercana a mi hostal.

 

  • Visitar Shin Okubo, el barrio coreano. Si os gusta el kpop como a mí, este es vuestro paraíso. Venden todo tipo de merchandising, álbumes y demás de todos los grupos y idols coreanos. Las tiendas además tienen pantallas de televisión donde ponen los MVs. También podéis aprovechar para comer comida coreana. Para visitarlo, basta con ir a la estación de Shin Okubo (pasa la línea Yamanote).
  • Disfrutar de Kabukicho, la zona más animada de Shinjuku. Shinjuku es uno de los barrios más modernos de la ciudad. Creo que es mi zona favorita de todas las que visité. Tenía pensado pasar un rato allí pero el final le dediqué una tarde entera a pasear por sus calles llenas de carteles y neones. Os recomiendo visitar Tokyu Hands. Es una tienda enorme de muchas plantas en la cual venden de todo.
  • Subir al mirador del Metropolitan Government Building, la sede del Ayuntamiento de Tokio. Tiene dos observatorios, uno en cada torre, y unas muy buenas vistas de la ciudad. Al ser gratuito, tiene muchísima afluencia de gente. Recomiendo ir con tiempo de sobra, sobre todo si queréis aprovechar para ver la ciudad de día, ver como atardece, y de noche. Debéis tener en cuenta la hora a la que se hace de noche e ir con antelación para no quedaros abajo.
  • Si queréis ahorrar dinero en comida y bebida, tenéis la opción de los conbinis. Estos son pequeños supermercados que venden de todo, y donde además también puedes pedir algunos productos de comida para llevar, sacar dinero y tienen aseos. Si compras comida envasada lista para llevar, también te dan la opción de calentártela. Hay muchas cadenas, algunas de las más famosas son Family Mart, 7Eleven y Lawson. Muchas de ellas abren 24 horas, y al tener tantos establecimientos, os salvarán muchas veces si necesitáis comprar algo con urgencia.
  • Otra cosa muy típica de Japón y que podéis disfrutar en cualquier ciudad del país, son los karaokes. Allí están diseñados como salas privadas, de más o menos metros cuadrados en función de cuantas personas seáis. En cada sala hay sofás, una televisión y un equipo de karaoke. Se suelen alquilar por tramos de 30 minutos o una hora, y es muy barato. Normalmente si vais por las tardes y noches la tarifa por hora es un poco más cara. Podéis pedir comida y bebida del menú y os lo llevarán a vuestra sala. Cuando se os va a acabar el tiempo, os llaman por teléfono y podéis ampliarlo. Me pareció una experiencia muy divertida. Tienen canciones de muchísimos países y en muchísimos idiomas. Me costó una media hora aprender a usar la máquina bien para seleccionar las canciones y buscarlas, pero una vez cogido el truco es muy sencillo de usar.

 

 

Guía de viaje: Tokio
Guía de viaje: Tokio

Neones en Takadanobaba. En todas las estaciones JR podéis conseguir un sello especial.

 

Guía de viaje: Tokio Shin Okubo

 

Guía de viaje: Tokio Shin Okubo
Guía de viaje: Tokio Shin Okubo

Merchandising de idols coreanos en Shin Okubo

 

Guía de viaje: Tokio Shin Okubo

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

Atardecer desde el Tokio Metropolitan Government Building

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku
Guía de viaje: Tokio Shinjuku

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku
Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

Guía de viaje: Tokio Shinjuku
Guía de viaje: Tokio Shinjuku

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...