La Catedral Basílica de Santa María de Palma al atardecer en Mallorca, España
Europa,Viajes

Guía de viaje: qué ver y hacer en Mallorca

Bloques de apartamentos en Palma de Mallorca, España

 

En septiembre de 2019 tenía unos días de vacaciones en el trabajo que gastar. Decidí pasar una semana yo sola en Palma de Mallorca. Nunca había estado aquí, y cuando vi unos billetes baratos en internet, no me lo pensé mucho. Siempre he preferido los sitios de interior a los de costa. A pesar de saber nadar, creo que tengo un poco de talasofobia, que es el miedo al océano abierto. Siempre que me baño, ya sea en piscinas, el mar o un lago, siempre permanezco en una zona que pueda hacer pie. No me siento segura si no puedo alcanzar el fondo con mis pies sin tener que sumergir la cabeza. Por todo esto prefiero la tierra al mar. Pero estas vacaciones me puse como objetivo dar los primeros pasos para superar esta fobia. Por lo menos, aunque no pueda bañarme relajadamente en el mar, ser capaz de estar en la arena cerca relajada. Creo que el truco es aprender a disfrutar de la playa y el mar en mis propios términos. Sin crearme expectativas sobre cómo debería vivir la experiencia en base a como la viven los demás. Fue solo una semana, ¡pero aprendí a disfrutar de unas vacaciones en la playa a mi manera!

 

Para alojarme escogí el Hostal Fleming. Tenía muy buenas puntuaciones en internet, y estaba situado a unos minutos andando de la Plaza de España. Esta ubicación es muy buena tanto para ir y venir del aeropuerto como si vas a utilizar autobuses para visitar otras localidades. El hostal es muy grande y estaba muy limpio. Tiene además una cocina muy grande con muchas neveras. A dos pasos tenéis también varios supermercados, que os vendrán bien por si queréis ahorrar dinero y cocinar. Yo compraba el desayuno todo los días en el supermercado, y la cena algunos días que quería irme a dormir pronto.

 

Una de las razones por las que me gusta tanto viajar sola, es porque cada viaje supone un reto. El enfrentarte tu sola a todo tipo de situaciones te pone a prueba. Es una manera más de crecer y conocerte a fondo. Ayuda a aumentar la confianza en uno mismo.

 

Edificios blancos en Palma de Mallorca, España

 

CÓMO MOVERSE

 

Para llegar del Aeropuerto de Palma al Hostal Fleming, tomé el autobús A1, bajándome en Plaza de España.

 

Por lo general me movía a pie por la ciudad. Para ir al Acuario, la playa del Arenal y el Castillo de Bellver, cogí autobuses. Son las opción más económica tanto para moverse por dentro de la ciudad, como para ir a otros pueblos. Los autobuses de la EMT circulan por el centro de Palma. Los billetes sencillos cuestan 1,5€. Los autobuses TIB enlazan la ciudad con diferentes pueblos de la isla. Muchos de ellos salen y llegan a la Estación Intermodal, en Plaza de España.

 

QUÉ VER Y HACER

 

PALMA

 

  • Entrar en la Catedral de Santa María de Palma, a la orilla de la bahía de Palma. Justo en el exterior hay una zona con un lago artificial con fuente, así como parques y jardines desde los cuales se puede ver un bonito atardecer.
  • Subir al Castillo de Bellver y contemplar las vistas de la ciudad, puerto y sierra de Tramontana desde lo alto. El castillo acoge el Museo de Historia de la ciudad de Palma.
  • Entrar en la Fundación Pilar y Joan Miró, dedicada a la obra del pintor Joan Miró. El complejo incluye talleres del pintor, y tiene pinturas, esculturas, dibujos y otros documentos del artista expuestos.
  • Tomar el sol en la Playa del Arenal.
  • Recorrer el Paseo del Borne, que conecta la Plaza de Juan Carlos I y la Plaza de la Reina.
  • Visitar el Palacio Real de La Almudaina. En el podéis ver testimonios de todas las diferentes culturas que dejaron huella en la isla.
  • Entrar en la Lonja de Mallorca, obra de arquitectura gótica.
  • Pasear por el antiguo Barrio Judío.
  • Descansar en los Jardines de Marivent, que rodean la residencia de verano de la Familia Real Española.
  • Si os gustan los acuarios como a mí, visitad el Acuario de Palma. El mar me da bastante respeto y no me siento segura nadando en él. Me agobia no saber que hay nadando debajo y alrededor de mí. Pese a esto, dentro de un acuario, en oscuridad y con la única luz que viene de las peceras, me relajo muchísimo. Este acuario no tiene nada muy espectacular que lo distinga de otros, pero para mi fue un buen plan para pasar medio día. Se encuentra al lado del aeropuerto.

 

A parte de la capital de la isla, hay muchas otras localidades que podéis visitar en autobús o coche.

 

SANTAÑY

 

Este pequeño pueblo tiene una muralla fortificada, que antiguamente protegía a la ciudad de los piratas. De todos los pueblos que visité, fue el que menos me gustó, me supo a poco.

 

Para ir podéis coger el autobús 501. El trayecto dura 2 horas y cuesta unos 6€.

 

POLLENSA

 

Un pequeño pueblo en el norte de la isla. Podéis empezar la visita en la Plaza Mayor, para luego subir al Calvario. Después de subir 365 escalones de piedra, podréis tener unas espectaculares vistas desde lo alto. Cogiendo el autobús 340 podéis llegar al Puerto de Pollensa.

 

Para ir desde Palma, coged el autobús 340. Se tarda 1 hora, y el precio del trayecto es de 5,5€.

 

SÓLLER

 

Creo que este fue la localidad que más me gustó de todas las que visité. Para mi tiene un encanto muy especial que han logrado mantener a pesar del gran número de visitantes que tiene. A mi parecer para que la visita sea más especial todavía hay que montar en el famoso Tren de Sóller para llegar allí. Este tren lleva circulando desde 1912, y en una hora recorre la distancia entre Palma y Sóller cruzando puentes y atravesando túneles en la montaña. El tren está muy bien conservado y montar en él para ir y volver da una agradable sensación de calma.

 

Una vez en Sóller, podéis coger el Tranvía de Sóller en la antigua estación de estilo Art Decó para bajar hasta la zona del Puerto de Sóller. Esta es una zona estupenda para comer, y descansar en la playa.

 

El precio del billete del tren desde Palma a Sóller es de 18€ por trayecto, que serían 25€ si compráis la ida y vuelta. El billete de tranvía son 7€ por trayecto. Podéis comprar los billetes combinados de tren y tranvía, que en total serían 32€. Si tengo que recomendar algo como imprescindible en este viaje, son estos trayectos en tren y tranvía.

 

VALDEMOSSA

 

Se encuentra en plena Sierra de la Tramontana. Es un pueblo que fue visitado en el pasado por Fréderic Chopin y Rubén Darío, entre muchos otros. Podéis entrar en La Cartuja, un antiguo palacio real que sirvió de inspiración a Chopin.

 

Para ir podéis coger el autobús 210. El trayecto dura media hora y cuesta 2€.

 

MANACOR

 

Es la segunda ciudad más grande de la isla, después de Mallorca. En la zona podéis visitar la fábrica de perlas artificiales de Majorica. Para el proceso de elaboración de las perlas utilizan los mismos materiales que utilizan las ostras.

 

La zona es muy famosa también por el gran número de cuevas para visitar. Yo elegí visitar las Cuevas del Drach. Estas cuevas tienen un recorrido de más de 1000 metros y una profundidad de 25 metros. En ellas se pueden ver estalactitas y estalagmitas, así como lagos subterráneos. Al final del recorrido se realiza un breve concierto de música clásica en la cual los músicos van montados en una barcas por el lago Martel. Cuando acaba el concierto, podéis elegir si queréis cruzar el lago andando por una pasarela, o en una barca. Yo elegí la barca, pero iba tan llenas y nos hicieron apretarnos tanto para sentarnos, ¡que deseé haber elegido cruzar por la pasarela! Las cuevas son preciosas, pero hay tantísima afluencia de gente, que se hace difícil disfrutar la visita como se merece. A lo largo del recorrido hay personal continuamente pidiéndote que no te pares y que avances. Me sentí un poco como una oveja siendo pastoreada. Os recomiendo comprar las entradas por internet para evitaros hacer cola al llegar allí.

 

Yo acabé el día tomando el sol y descansando en la Playa de Porto Cristo, en el Puerto de Manacor.

 

Para ir desde Palma, coged el autobús 412. Se tarda 1 hora y cuarto, y el precio del trayecto es de 9€.

 

 

España tiene también muchas otras regiones increíbles como Andalucía, con ciudades como Sevilla, Granada, Córdoba y Málaga.

 

Palmeras e historia en el Palacio Real de La Almudaina en Palma de Mallorca, España

Palmeras e historia en el Palacio Real de La Almudaina

 

Piscinas vacías a finales de finales de septiembre en Palma de Mallorca, España

Piscinas vacías a finales de finales de septiembre

 

Patio interior del Castillo de Bellver en Palma de Mallorca, España

Patio interior del Castillo de Bellver

  

Colores terracota y pasteles en Palma de Mallorca, España

Colores terracota y pasteles en Palma

 

Urbanizaciones costeras en Palma de Mallorca, España

Urbanizaciones costeras

 

Rojo, azul y amarillo en la Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca, España

Rojo, azul y amarillo en la Fundación Pilar y Joan Miró

 

Taller en el interior de la Fundación Pilar y Joan Miró en Palma de Mallorca, España

Taller en el interior de la Fundación Pilar y Joan Miró

 

Entrada de la Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, España

Entrada de la Catedral de Santa María de Palma

 

La Catedral Basílica de Santa María de Palma al atardecer en Mallorca, España

La Catedral Basílica de Santa María de Palma al atardecer

 

Terrazas en Santañy, Mallorca, España
Helado en Santañy, Mallorca, España

Terrazas y helado en Santañy

 

Formaciones geológicas en las Cuevas del Drach en Mallorca, España

Formaciones geológicas en las Cuevas del Drach

 

El puerto de Sóller desde el tranvía en Mallorca, España

El puerto de Sóller desde el tranvía

 

El histórico Tranvía de Sóller en Mallorca, España

El histórico Tranvía de Sóller

 

Un paseo calmado en tranvía en Sóller, Mallorca, España

Un paseo calmado en tranvía

 

Casas tradicionales en Valdemossa

Casas tradicionales en Valdemossa

 

Edificios color tierra en Pollensa, Mallorca, España
Subida al Calvario en Pollensa, Mallorca, España

Colores blancos y tierra en Pollensa

 

Atardecer en Pollensa, Mallorca, España

Atardecer en Pollensa

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

Guía de viaje: Mallorca

 

 

También puede gustarte...