DIY: como hacer una blusa crop fruncida
Costura,Moda,Patronaje

Tutorial costura DIY: cómo hacer una blusa crop fruncida

 

 

Esta primavera podemos ver en las tiendas muchas prendas, sobre todo vestidos, blusas y camisetas, con detales fruncidos o cordones para fruncir alguna parte de la prenda. Y parece ser que esta tendencia va a seguir en verano también. Mi versión de esta tendencia es esta blusa crop con un fruncido en el centro delantero, y las mangas abullonadas. Os recomiendo un tejido finito para este tipo de prenda. Podéis hacer las mangas más cortas, o darle más largo a la prenda, pero creo que la gracia está en que quede un poco cortita y ajustada en la cintura.

 

MATERIALES

 

 

  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Jaboncillo/tiza
  • Hilo al tono
  • 1 m de tejido fino
  • Entretela
  • Goma elástica

 

PATRONES

 

  1. Vamos a acortar el patrón delantero hasta la altura de la cintura. Eliminamos la pinza de entalle y la de pecho. Vamos a dejar el ancho del bajo a la medida exacta de la mitad de nuestro contorno de cintura. De esta manera, el delantero quedará sin ninguna arruga. Los centímetros que le hemos quitado del contorno del bajo al delantero se los daremos luego a la espalda. Para que la blusa frunza en el centro delantero, y no en el costado, tenemos que abrir el patrón para darle más volumen en el centro delantero. Realizamos cinco cortes horizontales. Para que quedaran equidistantes, yo dividí el largo del centro delantero entre seis. Cortamos el patrón por esas líneas y lo abrimos. Podéis darle el extra de centímetros que queráis, yo le añadí 4,5 cm en cada corte. Tenemos que redibujar el costado y el centro delantero con una curva.

Recomiendo, antes de cortar las piezas en la tela definitiva, hacer un prototipo de estas piezas para ver como sienta el fruncido. En mi caso, como tengo poco pecho, tuve que hacer una pinza en la costura central para quitar el exceso de tejido que me hacía bolsa. Si en vuestro caso tenéis mucho pecho, quizás tengáis que añadir más centímetros en la costura central y darle más curva.

 

  1. Del patrón del delantero vamos a sacar también la vista para rematar el escote.

 

  1. En la espalda, eliminamos también la pinza de entalle y acortamos el patrón para que tenga el mismo largo en el costado que el delantero. Para poder ponernos y quitarnos el top sin coser una cremallera, le tenemos que dar suficiente medida en el bajo. Para ellos el contorno total del bajo de la blusa debería como mínimo tener la misma medida que el ancho de pecho. La medida del bajo del patrón del delantero la hicimos más pequeña que el contorno de pecho para que quedara estirado. Esos centímetros que le restamos al bajo del patrón del delantero, se los tenemos que añadir en los costados al patrón de la espalda. El contorno del bajo del patrón delantero más el contorno del bajo del patrón de la espalda deben sumar el contorno total de pecho. El exceso de tejido que hay en el bajo de la blusa en la espalda quedará recogido con una goma elástica, estirando el delantero.

 

  1. Sacamos también la vista del escote de la espalda.

 

  1. Para el patrón de la manga, le damos más medida en el puño, para que sea más ancha, y le damos unos 2 o 3 cm más de largo para que haga un poco de bolsa al fruncir con la goma.

 

PASO A PASO

 

El primer paso en el proceso de confeccionar esta blusa crop con fruncido es unir los dos delanteros por la costura central. Después unimos los dos delanteros a la espalda por las costuras de los hombros y de los costados.

 

 

Unimos la manga al cuerpo por la sisa. Para fruncir la costura del centro delantero, vamos a pasar por los dos márgenes de costura un pespunte con el ancho de la puntada grande, y la tensión floja. Tiraremos del hilo para fruncir. Nos probamos la prenda para ver como queda, y ver si queremos fruncir más o menos. Una vez que nos guste la cantidad de frunce que tiene, atamos bien los hilos para que no se deshaga. Pasamos otro pespunte por los dos márgenes de costura a la vez para que el fruncido se quede en su sitio.

 

 

Vamos a fruncir también la cintura en la espalda para que nos quede bien entallado. Para ello primero unimos la goma elástica a los dos márgenes de costura de los costados.

 

 

Vamos a unir una primera vez la goma elástica al bajo de la espalda, cosiéndola bien al borde con una puntada en zigzag, y estirando la goma para ir adaptándola a la medida del bajo de la tela. Para que el frunce quede bien repartido, tenemos que unir la goma al tejido, si no, el tejido podrá moverse alrededor de la goma y el frunce quedará repartido al azar.

 

 

Esta primera costura quedaría así. En relajado, la goma elástica frunce el tejido, y al estirarla, el tejido queda relajado.

 

 

Tenemos que doblar otra vez el bajo, para ocultar la goma y hacer el dobladillo. Volvemos a usar una puntada en zigzag y estiramos bien la goma al coser.

 

 

Para el delantero, terminamos el bajo con un dobladillo sencillo.

 

 

Vamos a terminar también los puños de las mangas con una goma elástica. Cosemos el dobladillo de la manga, y dejamos un hueco sin coser.

 

 

Por este hueco pasaremos la goma elástica. Cuando la sacamos, unimos bien sus extremos con una puntada en zigzag.

 

 

 

Terminamos de coser a máquina el dobladillo de la manga, estirando bien la goma y teniendo cuidado de no pillarla.

 

 

Hay que tener cuidado al coser las gomas elásticas. Por ejemplo, al coser la goma junto al tejido, como en la espalda de la blusa, siempre tenemos que cortar la goma 3-5 cm más pequeña que la medida que queremos que tenga en relajado. Esto se debe a que al coserla la estiramos, y queda retenida por el tejido. Al final la goma se acaba dando de sí en el proceso, y aprieta menos de lo que nos gustaría. En los puños de la manga, al ir suelta en el dobladillo, la goma no se va a dar de sí. Pero no podemos dejar la medida de la goma de manera que ajuste mucho en la muñeca. Al subir y mover los brazos el puño de la manga ya no quedará a la altura de la muñeca, sino en el antebrazo. Y como el antebrazo tiene más contorno que la muñeca, la goma nos apretará y será molesto e incómodo de llevar.

 

Vamos a rematar el escote de la blusa con una vista. Para ellos necesitamos entretelar todas las piezas. Después las unimos por los extremos.

 

 

Para coser la vista hay que enfrentar los derechos de la vista con el derecho de la blusa, y pasamos un pespunte a 1 cm del margen de costura.

 

 

Para ayudar a que asiente y dé bien la vuelta, pasamos otro pespunte uniendo los dos márgenes de costura al interior de la vista. Así se verá un puntada en el interior de la vista, pero no por el exterior, y ayuda a plancharlo bien.

 

 

Creo que esta blusa combinada con unos vaqueros de tiro alto queda muy bien. La tela es muy fina y fresca, ideal para hacer prendas de verano.

 

 

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...