DIY chaqueta cuello marinero
Costura,Moda,Patronaje

Tutorial costura DIY: chaqueta cuello marinero

 

 

Desde hace mucho tiempo quería hacer una chaqueta o prenda con cuello marinero. Estos cuellos vienen de los uniformes que utilizaba la marina. Los primeros uniformes de este estilo aparecieron entre los siglos XVIII y XIX en Gran Bretaña. Después su uso se extendió a la ropa infantil, los traje de primera comunión para niños y en países de Asia oriental, sobre todo Japón, a los uniformes escolares. Su uso está muy extendido sobre todo en los animes y mangas, donde hay diseños muy diferentes cambiando los colores y formas del cuello.

 

Tenía recopiladas varias imágenes y referencias, pero no acababa de decidirme por el color, ni tipo de prenda. Entonces vi esta chaqueta que llevaba Sunmi, una cantante surcoreana, y decidí reversionarla. No se ve en la imagen como es la espalda, pero por como es el cuello por delante, me pareció que se le podía encajar bien un cuello marinero.

 

Decidí usar raso de novia, porque me gusta el brillo que tiene y los colores que tienen en las tiendas son muy bonitos. Para la parte blanca, decidí hacer mi propio remate con punto de lana, a ver que tal quedaba, en lugar de comprar alguna cinta ya existente en tiendas.

 

MATERIALES

 

 

  • Máquina de coser
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Jaboncillo/tiza
  • 1,5 m raso de novia
  • 0,5 m punto de lana
  • Hilo al tono

 

PATRONES

 

Como siempre, vamos a partir de un patrón base de delantero, espalda y manga.

  1. En el delantero, ajustamos el largo de la chaqueta. Yo la quise hacer a unos centímetros por encima de la cadera. Abrimos también el escote, haciendo un pico que llegue a un punto como a media distancia entre la sisa y cintura. Del bajo y centro delantero de la chaqueta vamos a recortar unas piezas de unos 2 cm de ancho, que serán el remate. Estas piezas en mi caso decidir hacerlas dobles, para no tener una costura en la doblez que abultara.
  2. En el patrón de la espalda vamos a seguir los mismos pasos que en el delantero. Acortar el largo de la prenda, ampliar un poco el escote para que coincida la medida del hombro con el delantero, y recortar 2 cm para hacer el remate.
  3. La manga la estrechamos un poco hasta un punto que esté ajustada, pero que estemos cómodos y podamos mover el brazo. Recortamos también una pieza de 2cm del bajo de la manga para hacer el puño.

4. Para hacer el cuello marinero, tenemos que coger nuestros patrones de delantero y espalda (antes de recortar los 2 cm del margen para hacer el remate). Los colocamos como veis en la imagen, alineando los hombros. Vamos a dibujar nuestro cuello marinero usando esta disposición. Yo le di de largo más o menos hasta el punto donde comenzaba la pinza de entalle de la espalda. Para el ancho, hice que no sobresaliera del hombro. El cuello acaba justo en el pico del escote en el delantero. Este patrón se corta doble, y dos veces. Como hemos hecho en el resto de las piezas, recortamos 2cm de todo el margen para hacer el remate del cuello marinero.

 

Del patrón de cuello marinero, antes de recortar los remates, vamos a sacar el patrón de la vista para rematarlo bien. Le damos unos 4-5 cm de ancho en la parte del centro espalda.

 

PASO A PASO

 

El primer paso es cerrar las pinzas de pecho y entalle de la chaqueta. Después uniremos los dos delanteros a la espalda por los hombros y los costados. Cerramos también las mangas por la costura del interior del brazo. Por último, las unimos al cuerpo.

 

Ahora vamos a seguir rematando los bajos, cuello y mangas de la chaqueta. Para rematar cada manga tenemos una única pieza, que tenemos que cerrar para obtener un tubo. Luego la colocamos con su derecho enfrentando el derecho de la manga, y cosemos a máquina. Rematamos el otro extremo del puño cosiéndolo a mano al interior de la manga.

 

 

 

Para el bajo y centro delantero de la chaqueta, unimos todas las piezas del remate blanco.

 

 

Las cosemos a máquina a la chaqueta, enfrentando su derecho con el derecho de la prenda. Aquí es muy importante coser con cuidado y bien las costuras de unión entre cada pieza del remate, y las esquinas. Vamos a detenernos si hace falta en cada costura. Comprobaremos que la costura no quede muy abultada por exceso de tejido, y que la línea de la costura de remate queda bien alineada con las de la chaqueta. En mi caso, al usar además punto de lana, es fácil que el tejido se de un poco de sí al manipularlo. Tuve que descoser dos veces algunas costuras para comprobar que quedara bien asentado, y que no hiciera formas ni picos raros. Para esto es importante planchar con cuidado, para marcar bien los bordes y picos, y recortar el exceso de tejido antes de volver del derecho las piezas.

 

 

Para que no se vea ninguna costura por el delantero, vamos a rematarlo todo cosiéndolo a mano por el interior de la chaqueta. Vamos a dejar sin coser bien la parte del centro delantero que tiene que encontrarse con el cuello.

 

 

Unimos las tres piezas que conforman el remate del cuello, y nuevamente, cuidamos estas costuras, para que no hagan picos raros o bultos.

 

 

Para que el cuello marinero se vea bonito y bien rematado, sin costuras a la vista, tiene dos piezas. Vamos a unir el remate blanco por el borde de una de las piezas, y después la otra pieza del cuello, al otro borde del remate. Después de acabar de coserlo del revés, nos quedará una especie de bolsa. Volvemos el cuello del derecho y lo planchamos bien.

 

 

Vamos a unir el cuello marinero al escote de la chaqueta, en este caso enfrentando el revés del cuello marinero con el derecho de la chaqueta. Dejamos los extremos sin coser todavía, pues lo remataremos a mano al final.

 

 

Para ocultar el margen de costura y que quede limpio, vamos a coser la vista del cuello al escote. Enfrentamos derecho de la vista con el derecho del cuello marinero, y los unimos con un pespunte. Después damos una puntada cerca de esta nueva costura, sujetando los dos márgenes de costura, para ayudar a que la vista quede asentada en el interior de la chaqueta. Planchamos bien y damos una puntadas a mano en la zona de la costura del hombro, para ayudar a que la vista no se vuelva hacia el exterior.

 

 

Sólo nos quedaría dar un buen acabado a la unión del cuello y el remate blanco con el centro delantero de la chaqueta. Es un poco complicado de explicar con palabras, pero creo que las imágenes ayudan bastante a entender cómo lo he hecho. Esta parte de la prenda la hice a base de prueba y error, y coser y descoser a mano hasta que me pareció que quedaba limpio. Vamos a unir los remates blancos primero.

 

 

Después tenemos que acabar de unir la parte roja del cuello y la vista a la chaqueta.

 

 

 

La idea es conseguir una transición limpia del remate del cuello al remate de la chaqueta. Había comprado unos botones de nácar, pero al final no los usé porque me parecía recargar demasiado la chaqueta. Cosí en el interior unos enganches para que al cerrarla quedaran los dos centros delanteros de tal manera que no se solaparan.

 

 

Me gusta mucho la combinación de colores, pero creo que el tejido que escogí es demasiado rígido. Me fue complicado pensar como rematar bien la parte del cuello donde se cierra la chaqueta, uniendo los bordes blancos del cuello y del centro del delantero de la chaqueta. Creo que al final el usar punto de lana me vino bien porque tiene elasticidad y fue fácil adaptarlo al tejido rojo a la hora de coser.

 

 

 

 

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...