Fachada principal del Parlamento de Budapest, Hungría
Europa,Viajes

Guía de viaje: qué ver y hacer en Budapest

 

Después de pasar tres días en Milán, mi siguiente parada fue Budapest, la capital de Hungría. Muchos conocidos habían estado en la ciudad y me la recomendaron. Pensaba que iba a pasar mucho frío, al estar más al norte en Europa que Milán o Madrid, pero la temperatura me resultó muy agradable. La ciudad superó las expectativas que tenía, me parece un sitio muy agradable.

 

En cuanto a alojamiento, los hostales y hoteles son muy baratos. Yo me decanté por uno llamado The Hive. Este hostal es un “party hostel”. Son hostales que organizan muchísimas actividades para gente joven. El edificio del hostal tiene un gran patio en el centro, con una carpa. Todas las noches tienen DJ y pinchan música en la carpa. Entre semana, la fiesta acaba a las 2:00. En el fin de semana la fiesta se alarga hasta las 6:00 o así. Yo no soy nada de salir por la noche, pero las instalaciones se veían muy modernas y limpias, y la ubicación era muy buena. Mis días allí coincidieron con días de entre semana. La música estaba bastante alta, pero con las ventanas cerradas, y usando auriculares o tapones, no me molestaba mucho. Ninguna noche me desperté por el ruido. También es cierto que soy una persona con el sueño bastante profundo. En mi caso mereció la pena por el buen precio de las habitaciones. Yo compartía habitación con cinco chicas. Todas las habitaciones tienen una taquilla muy grande que se abre y cierra con la propia tarjeta de la habitación.

 

En cuanto a mi experiencia como mujer viajando sola en Budapest, en esta ciudad me sentí más segura que en Milán. Aún de noche podías ver a gente comiendo y bebiendo en la calle, pero todo con muy buen ambiente. No me sentí insegura en ningún momento. Después de haber visitado varios lugares en Europa, creo que Budapest es una de mis ciudades favoritas.

 

 

CÓMO MOVERSE

 

La opción más barata para ir del aeropuerto al centro es el autobús 200E. Tarda 25 minutos, y el precio del trayecto hasta el centro es de 2,6€.

 

Para moverse por Budapest, podéis coger metro, tranvía, autobús, trolebús, funicular… yo fui andando a muchos lugares, y los días que llovía o era de noche utilicé el metro, autobús y tranvía. El metro consta de cuatro líneas, tres de ellas cruzando en la estación de Deák Ferenc tér. Es un medio de transporte muy sencillo de utilizar.

 

Los billetes son los mismos para todos los medios de transporte. Yo decidí coger un abono de 3 días, que me costó 15€. Así me ahorré tiempo de comprar billetes. Para cualquier transporte que cojáis, tenéis que validar vuestro billete. Si los revisores os lo piden y no lo tenéis validado, os multarán. Tened cuidado, pues en el metro no hay tornos, sino unas máquinas donde validar. Si vais con prisa es fácil olvidaros. Si compráis un abono, reducís el riesgo de que ocurra esto, pues solo lo tendréis que validar una vez. Si el abono no tiene escrita la fecha de inicio, escribidla vosotros para evitar problemas con los revisores.

 

QUÉ VER Y HACER

 

Zona de Pest

 

  • Recorrer la Avenida Andrássy, declarada Patrimonio de la Humanidad. Une la plaza Ersébet con la Plaza de los Héroes. En esta calle hay muchas boutiques, también se encuentra la Ópera Nacional de Hungría.
  • Disfrutar de una ambiente animado en Váci Utca, una calle peatonal paralela al Danubio.
  • Pasear por la orilla del Danubio y ver los Zapatos en la orilla del Danubio. Son un homenaje a los judíos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial por el partido nacionalista socialista Nyilaskeresztes Párt. Por el río Danubio además pasan muchos barcos con opción de cena o fiesta si os animáis.
  • Visitar el Parlamento. Mi madre me sugirió esta visita, pero yo la recomendaría 100%. Hay distintos tipos de entrada. En mi caso, por ser ciudadana de la Unión Europea, el precio del billete fue de 17€. Si sois ciudadanos no comunitarios, la entrada cuesta 34€. El edificio es precioso por el exterior, y la entrada nos permite conocer el interior. Creo que el precio de la entrada es excesivo para la experiencia que ofrece de visita guiada. Los guías explican en detalle todas las cosas, pero la visita no dura ni veinte minutos. Por el precio que tiene esperaría poder ver más salas del edificio. Si decidís ir, podéis comprar la entrada por anticipado en internet.
  • Entrar al Museo Memorial del Holocausto. En su interior tiene una exposición llamada «De la Privación de Derechos al Genocidio». Esta cuenta la historia del pueblo judío en Hungría. Creo que es una visita imprescindible, pero los testimonios y fotografías de su interior son muy duros. Si sois personas muy sensibles os puede resultar muy duro. A mi hubo partes de la exposición que se me hicieron bastante sobrecogedoras
  • Entrar a la Gran Sinagoga, la segunda más grande del mundo, después de la de Jerusalén.
  • Visitar la Basílica de San Esteban, el edificio religioso más grande de Hungría. Tenéis la opción de subir a la torre derecha de la basílica.
  • Disfrutar de las aguas termales del Balneario Széchenyi. El recinto tiene piscinas al aire libre y en el interior. También hay saunas y salas de masajes, y un restaurantes y puestos de comida y bebida. Está abierto de 6:00 a 22:00. Para mi esta es una visita imprescindible. Debéis llevar traje de baño, chanclas, toalla y gorro de baño. Si se os olvida llevar algo podéis comprarlo o alquilarlo en el balneario. La entrada me costó 16,5€.

 

En los vestuarios hay taquillas con llave, y baños con duchas, secadores de pelo…También tienen máquinas centrífugas, que quitan un poco la humedad de la ropa de baño. Recomiendan no permanecer más de 20 minutos en las piscinas de agua caliente, porque te puede bajar mucho la tensión. Yo alternaba cada 20 minutos entre las piscinas del interior y del exterior. Es una experiencia muy relajante en otoño e invierno. El estar sumergida en el agua a más de 35º en el exterior, mientras fuera hace 30º menos, es una sensación única.

 

Zona de Buda

 

Desde la zona de Buda tendréis las mejores vistas de la zona de Pest. Mi sugerencia es ir de día, ver el atardecer y todos los edificios iluminados de noche. La imagen del Parlamento iluminado de noches es una de las más bonitas de la ciudad. Os recomiendo pasear por la colina de Buda y alrededores para ver las callejuelas con casas antiguas y de colores. Son tres los complejos de edificios que podéis visitar en esta zona:

 

  • Castillo de Buda. Podéis llegar a él desde la zona de Pest cruzando el río Danubio por el Puente de las Cadenas. Para subir tenéis varias opciones: usando el funicular, subiendo por unas escaleras al lado del puente, o por la cuesta a la izquierda del funicular. El Castillo de Buda alberga la Galería Nacional Húngara y el Museo de Historia de Budapest.
  • Ciudadela, el punto más alto de la ciudad. Desde lo alto tendréis las mejores vistas de la ciudad. Desde lo alto podréis ver muy bien el Puente de la Libertad
  • Bastión de los Pescadores. Al lado tenéis la Iglesia de Matías, una iglesia católica donde han tenido lugar bodas y coronaciones reales. Para mí la más bonita de las que vi de Budapest. Sus tejas de colores le dan un aspecto muy diferente, y el interior es impresionante tanto por su arquitectura, como por las pinturas con vivos colores en sus paredes. Estos dos lugares son mis favoritos de la ciudad.

 

El desayuno no estaba incluido en mi hostal, así que cada día elegí un sitio diferente. Un día desayuné en Budapest Bistro (cerca del Parlamento) y otro en Fat Mama (cerca del hostal). Para cenar, os recomiendo Hummus Bar, y Aurum Bistro, un poco más caro, pero buenísima la comida. En la ciudad también hay muchos puestos de comida callejera. Yo probé una de las famosas chimeneas, que podéis encontrar también en otras ciudades de Europa Central. Me gustó mucho el sabor, pero para una única persona me pareció súper pesada, me costó acabarla. Yo compré la versión solo con la chimenea, pero también le podéis añadir helado y otros extras.

 

 

Interior de la sinagoga del Museo Memorial del Holocausto

 

Calles con casas coloridas en Buda

 

El puente de la Libertad desde lo alto de la Ciudadela

 

Puente de las Cadenas de noche

 

Parlamento de Budapest iluminado de noche

 


Exterior e interior del Parlamento

 

Fachada principal del Parlamento de Budapest

 

Iglesia de Matías al lado del Bastión de los Pescadores

 

Exterior e interior de la Iglesia de Matías

 

Parlamento de Budapest al atardecer

 

Castillo de Buda y alrededores

 

 

Parque exterior del Balneario Széchenyi

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...