Tower Bridge en Londres, Reino Unido
Europa,Viajes

Guía de viaje: qué ver y hacer en Londres

 

Hace unos años visité Londres por cuatro días con mis padres y hermana. A pesar de que Londres es famosa por estar siempre nublada y tener mal tiempo, de los cinco días que estuvimos allí solo nos llovió uno de ellos. La moneda oficial es la libra esterlina, así que tocó cambiar los euros. En cuanto al alojamiento, nosotros cuatro compartimos una habitación en el hotel Notting Hill Gate, cerca de los jardines de Kensington. Estaba muy bien situado, y cerca había paradas para coger el autobús y el metro. La zona de desayuno del hotel era muy pequeña, pero la habitación estaba muy bien y tenía un balcón muy mono que daba a la calle. En cuanto a precios, la ciudad es cara, pero muchísimos de los museos son gratuitos, así que compensa.

 

 

CÓMO MOVERSE

En Londres hay cuatro aeropuertos, que aterricéis en uno u otro dependerá de la aerolínea con la que voléis.

Nosotros utilizamos para movernos por Londres básicamente el metro. Hay otras opciones, como los autobuses, pero como entre andar y usar el metro podíamos llegar bien a todas partes, no probamos otros medios de transporte. Los billetes sencillos son bastantes caros, así que, si queremos ahorrar dinero, es casi imprescindible comprar algún tipo de abono. Nosotros compramos una tarjeta Oyster para cada uno de los cuatro nada más llegar al aeropuerto, e íbamos recargando el saldo. Cada vez que hacemos un viaje, se descuenta automáticamente la tarifa de un viaje del saldo de la tarjeta. Esta tarifa es mucho más barata que la tarifa que pagaríamos si compráramos viajes individuales.

 

QUÉ VER Y HACER

 

Londres es una ciudad muy grande, con una oferta muy amplia de ocio, así como museos y lugares para visitar. En función de vuestros gustos, seguramente prefiráis un plan u otro, pero hay muchísimas opciones.

 

  • Ver las Casas del Parlamento y el Big Ben. Esta torre de estilo góticos con cuatro relojes es el edificio más representativo de la ciudad.
  • Visitar Trafalgar Square, plaza en la que se encuentra la National Gallery.
  • Pasear por el interior de la Abadía de Westminster. Es el templo mas antiguo y famosos de Londres, en el cual tienen lugar las coronaciones reales y otros eventos. El interior está lleno de mausoleos y tumbas de personalidades británicas como Shakespeare y Dickens.
  • Ver el cambio de guardia en el Palacio de Buckingham. Este lugar es la residencia oficial de la Familia Real Británica desde hace años. El interior puede visitarse en ocasiones puntuales. El cambio de guardia tiene lugar en la entrada principal del Palacio. Suele durar 45 minutos, y la frecuencia y horario varía un poco según el día del año, en esta página podéis consultarlo. Es una ceremonia curiosa, pero se me hizo bastante pesada. Creo que si volvier a Londres, no la volvería a ver.
  • Visitar Picadilly Circus, una de las zonas más famosas de la ciudad. Está llena de restaurantes, tiendas, cines, teatros…
  • Perderse por Chinatown, en pleno Soho.
  • Recorrer Covent Garden, un barrio muy agradable lleno de puestos de maestros artesanos y terrazas.
  • Visitar el Museo Británico. Es uno de los museos más antiguos del mundo, y tiene antigüedades muy famosas como la piedra Rosetta. El museo es gratuito, y un buen lugar para pasar la tarde.
  • Entrar en la Catedral de San Pablo, la segunda más grande del mundo, y lugar de celebración de acontecimientos importantes en la historia. Se puede bajar a la cripta, y subir a la cúpula.
  • Cerca de la catedral, tenéis el Millenium Bridge, por el cual podéis cruzar el río Támesis.
  • Cruzar el río Támesis por el Tower Bridge, un puente levadizo de la época victoriana.
  • Para los amantes de la moda, arte y diseño, no os podéis perder el Museo de Victoria and Albert. En sus siete plantas tiene exposiciones permanentes y temporales. Justo cuando yo estuve había una exposición sobre historia de la moda. El museo es muy grande, recomiendo decidir bien que queréis ver y ser selectivos. La entrada es gratuita.
  • Los jardines de Kensington están llenos de edificios y monumentos importantes. Podemos ver el Palacio de Kensington, donde nació y creación la reina Victoria antes de ascender al trono. También hay una estatua dedicada a Peter Pan, la Orangery, un invernadero donde podéis tomar té inglés, y el Memorial de la Princesa Diana de Gales. En un extremo del parque se encuentra el Albert Memorial, dedicado al esposo de la reina Victoria. Está construido orientado al Royal Albert Hall, un teatro muy famoso. Fuera del parque, en la calle Kensington Palace Gardens, podéis ver algunas de las propiedades más caras del mundo. La mayoría de los edificios están ocupados por embajadas o son residencias de embajadores.
  • Descansa en Hyde Park, el parque más grande del centro de Londres, y perfecto para pasar un rato tranquilo.
  • Otro de los parques más famosos de la ciudad es Regent`s Park. Recuerdo este lugar como precioso porque estaba lleno de rosas de distintas variedades.
  • Si queréis ver la ciudad desde las alturas, una de las opciones gratuitas es subir al centro comercial One New Change, al lado de la Catedral de San Pablo. Desde la terraza del octavo piso, podemos ver el panorama completo de la ciudad
  • Visitar Harrods, el centro comercial más famoso y lujoso de la ciudad. Aunque no tengáis intención de comprar nada, creo que merece la pena visitarlo por ver sus interiores y decoración que es espectacular.
  • El Londres hay muchas tiendas vintage, de segunda mano y mercados. El mercado de Portobello, en Notting Hill, es famosos por vender antigüedades. Si queréis ver los puestos callejeros, tenéis que ir un sábado por la mañana. De las muchas tiendas vintage que visité, mi favorita fue Rokit. donde compré una camisa y americana que transformé después. En el barrio de Candem también podéis encontrar muchas tiendas que venden ropa con estilos muy variados. En Notting Hill podéis ver también las famosas casas de colores.
  • En Baker Street 221b podéis encontrar un museo dedicado a Sherlock Holmes. La dirección en la que se ubica es donde según Sir Arthur Conan Doyle vivía el personaje de ficción.
  • Si sois fans de Harry Potter, tenéis que visitar King’s Cross y el andén 9 y ¾. En la estación hay una tienda con merchandising de las películas, y una zona preparada para que la gente pueda hacerse fotos con un carrito como si estuvieran a punto de cruzar para coger el tren rumbo a Hogwarts.
  • Londres es una ciudad muy multicultural, así que podéis encontrar comida de muchísimos países del mundo. Nosotros comimos y cenamos muy bien. Nuestro restaurante favorito en el que repetimos varias veces fue Zizzi’s, especializado en comida italiana.

 

El Big Ben

 

 

El cambio de guardia en el Palacio de Buckingham

 

El Palacio de Buckingham

 

Regent Street, cerca de Picadilly Circus, una calle con muchísimas tiendas

 

Tower Bridge, el puente levadizo del Támesis

 

 

El Museo Victoria & Albert

 

 

 

Las rosaledas de Regent’s Park

 

 

Harrods

 

Las casas de colores en Notting Hill

 

Rincones con grafitti y arte callejero en Candem

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

También puede gustarte...