Casas de colores en Nyhavn en Copenhague, Dinamarca
Europa,Viajes

Guía de viaje: qué ver y hacer Copenhague

Bloques de oficina en Copenhague, Dinamarca

 

Viajé a Copenhague, la capital de Dinamarca, por 3 días con mis padres. Es una buena opción para visitar en un fin de semana o un puente. Desde el aeropuerto podéis coger un tren hasta la Estación Central de Copenhague. El trayecto son 13 minutos y cuesta 36 coronas danesas. Nosotros para alojaros escogimos el City Hotel Nebo, que se encuentra a 3 minutos de la Estación Central. Así no perdíamos mucho tiempo todos los días en transporte.

 

Bloques de viviendas en Copenhague, Dinamarca

 

CÓMO MOVERSE

 

Al estar alojados en una ubicación céntrica, no tuvimos que tirar mucho de transporte. Fuimos andando a casi todos los sitios. Solo tomamos algún día el autobús para volver al hotel al final del día y el metro en algunos momentos que llovía. Para ello no compramos ningún abono, solo billetes individuales, porque no nos salía rentable.

 

QUÉ VER Y HACER

 

  • Disfrutar de Strøget. Esto es la zona peatonal de tiendas más grande de Europa. La plaza Amagertorv es parte de esta zona. Al final de la calle, tenéis también la plaza Kongens Nytorv.
  • Pasear por el canal Nyhavn y ver las típicas casas de colores.
  • Visitar la Ciudad libre de Christiania, independiente de Dinamarca y la Unión Europea.
  • Acercarte al puerto a ver la estatua de La sirenita. Es un homenaje al escritor Hans Christian Andersen y su obra. El lugar de la ciudad donde vi mayor aglomeración de turistas.
  • Pasear por el interior de Kastellet. Esta es una fortaleza construida en forma de estrella con bastiones en cada punta.
  • Pasear por los Jardines del Rey, en los exteriores del Castillo de Rosenborg.
  • Entrar al Palacio Amalienborg, un complejo de cuatro edificios en el centro de la ciudad. Es actualmente la residencia real de la monarquía de Dinamarca.
  • Ir a Rashuspladsen, la plaza del Ayuntamiento de Copenhague. Podéis entrar a ver el hall del ayuntamiento, o subir a la torre, que tiene unos 100m de altura.
  • Visitar la Biblioteca Real Danesa. También llamada el Diamante Negro, se encuentra a pocos metros del puerto, y sus paredes de mármol oscuro en el exterior reflejan el cielo y mar.
  • Obtener unas buenas vistas de la ciudad desde la Rundetårn, o Torre Redonda. Es el observatorio astronómico más antiguo de Europa, y es característica por la rampa en espiral que tiene en su interior para subir al mirador.
  • Entrar en la Iglesia de Mármol. Se encuentra enfrente del Palacio de Amalienborg, y tiene una enorme cúpula a la que se puede subir.
  • Entrar en el mariposario del Jardín Botánico. No creo que repitiera esta visita, pues me pareció que, para el tamaño del invernadero, que era como un pasillo, había mucha gente dentro. No podías moverte bien dentro, y aunque los animales no me dan miedo, me iba dando pequeños sustos cada vez que alguna mariposa me revoloteaba cerca.
  • Entrar a los Jardines Tívoli, que datan de 1843. Dicen que sirvió de inspiración para Disneyland París. Las edificaciones de los Jardines simulan construcciones de todas las partes del mundo. Por un lado, tenéis que pagar la entrada al recinto, y por otro, el ticket para montar en cada atracción por separado, que son unas 90 coronas danesas. Si tenéis pensado montar en muchas, os saldrá más rentable comprar un abono para todo el día.
  • Si no tenéis vértigo o miedo a las alturas, subid a lo alto de la torre de la Iglesia de San Salvador. Después de subir los 400 escalones de esta torre barroca, podéis tener unas vistas únicas de la ciudad. Yo no tengo mucho vértigo, pero lo pasé fatal subiendo y bajando. No hay nadie que ayude a controlar la gente que sube y baja, y es fácil que se haga tapón en muchas zonas del recorrido. Sobre todo, el último tramo hasta la aguja de la torre, que es en el exterior, me pareció muy peligroso. Sólo hay una barandilla bastante baja, y el camino se va estrechando muchísimo hasta que solo cabe una persona. Me parece un lugar en el que es fácil tener un accidente simplemente si te mareas o te descuidas.
  • Dar un paseo por los canales y el puerto en barco.

 

 

Interior de la Biblioteca Real en Copenhague, Dinamarca 

Interior de la Biblioteca Real

 

Murales en la Ciudad libre de Christiania, Dinamarca

Murales en la Ciudad libre de Christiania

 

Interiores del Palacio Amalienborg en Copenhague, Dinamarca

Interiores del Palacio Amalienborg

 

Canales de Copenhague, Dinamarca

Recorrido en barco por los canales

 

Interior del Museo Geológico de Copenhague, Dinamarca

Interior del Museo Geológico de Copenhague

 

Jardines del Jardín Botánico de Copenhague, Dinamarca

El Jardín Botánico de Copenhague y los jardines de alrededor

 

Mariposario del Jardín Botánico de Copenhague, Dinamarca
Interior del Jardín Botánico de Copenhague, Dinamarca

Interiores del mariposario en el Jardín Botánico

 

Casas de colores en Nyhavn en Copenhague, Dinamarca

Casas de colores en Nyhavn

 

Jardines del Rey en Copenhague, Dinamarca
Castillo de Rosenborg en Copenhague, Dinamarca

Jardines del Rey y Castillo de Rosenborg

 

Interior de Rundetårn en Copenhague, Dinamarca

Subiendo la rampa en espiral de Rundetårn

 

Cine Palads en Copenhague, Dinamarca
Jardines Tívole en Copenhague, Dinamarca

Exterior e interior de los Jardines Tívoli

 

La Estación Central de Copenhague, Dinamarca

La Estación Central de Copenhague

 

¡Guarda este post en Pinterest!

 

 

 

También puede gustarte...